El 19 de julio veinte jóvenes se fueron al Camp Ramah in the Rockies acompañados por el rabino Leonel Levy y  Camila Resnick como madrijá.

La misión del Camp Ramah, es fomentar el desarrollo del carácter de los jóvenes judíos dándoles la oportunidad de desafiar a sí mismos físicamente, intelectualmente y espiritualmente.