Por “su extraordinaria labor en favor de los derechos humanos y por mantener viva la memoria de la Shoá, Sharon Zaga y Mily Cohen, fundadoras del Museo Memoria y Tolerancia, recibieron la “Zarza Bet El- 2018” el pasado 29 de marzo en un Kabalat Shabat especial ante socios, directivos de comunidades, instituciones hermanas e invitados especiales.

 

Con el propósito de honrar a personajes comunitarios por su trabajo sobresaliente a favor de la comunidad judía de México y de la sociedad, la Comunidad Bet El instituyó desde 1993 la Zarza Bet El (símbolo del Movimiento Conservador).

 

Sharon y Mily empezaron su labor apoyando al grupo de sobrevivientes del Holocaustro que se reunía habitualmente en Bet El. Después, montaron una pequeña exhibición en casa de una de ellas donde impartían pláticas a estudiantes sobre la Shoá. Poco a poco la idea de hacer un museo empezó a tomar forma y después de 11 años de mucho esfuerzo, el 18 de octubre de 2010, el Museo Memoria y Tolerancia abrió sus puertas en la Ciudad de México con la misión de “difundir la importancia de la tolerancia, la no violencia y los derechos humanos. Crear conciencia a través de la memoria histórica, particularmente de los genocidios y otros crímenes. Alertar sobre el peligro de la indiferencia, la discriminación y la violencia, con el fin de crear responsabilidad, respeto y conciencia en cada individuo que derive en la acción social”.

A la fecha el Museo Memoria y Tolerancia ha tenido más de dos millones de visitantes y se ha convertido en un referente internacional al recibir a grandes personalidades como el Dalai Lama, Zenani Mandela y Rigoberta Menchú, entre otros.

 

Marcos Gojman, presidente del Comité Zarza Bet El, dijo durante la entrega de este reconocimiento “nunca tanto como ahora los temas derechos humanos, racismo, discriminación y antisemitismo, han cobrado tanta relevancia. A mucha gente ya no le da pena salir con declaraciones abiertamente racistas, gente que ocupa lugares importantísimos en la arena política mundial. Nunca tanto como ahora, el tener el museo es primordial en el combate a los prejuicios. Educar a la mayor cantidad de personas es el mejor camino”.

 

“El fenómeno del racismo ha resurgido especialmente en los últimos años. Generaciones anteriores que vivieron o supieron del Holocausto, se cuidaban de externar opiniones racistas. Ahora ya no. Amos Oz, el  escritor israelí, decía que pareciera que la medicina en contra del antisemitismo que fue la Shoá, tiene fecha de caducidad”.

 

“Sharon y Mily, ahora más que nunca su trabajo es importantísimo. No pueden bajar la guardia, la Comunidad Bet El, al otorgarles la Zarza-2018, les expresamos nuestro total apoyo y solidaridad. Se lo merecen no solo por lo que han hecho, sino por lo que siguen haciendo. Más que reconocer su labor, queremos agradecerles su labor”.