El antropólogo e historiador, el doctor Claudio Lomnitz, en su más reciente libro Nuestra América. Utopía y persistencia de una familia judía, narra con erudición y pluma ágil la historia de su familia, tres generaciones judías –la de sus bisabuelos, sus abuelos y sus padres– desplazadas en las décadas centrales del siglo pasado entre Alemania, Rumania y Ucrania y diversas ciudades latinoamericanas: Lima, Tuluá, Cali, Manizales, Medellín, Bogotá, Santiago de Chile, Ciudad de México. En sus páginas documenta la historia de los judíos en el siglo XX, entre la Revolución rusa y la Guerra Fría, pero también la menos conocida, la de la izquierda judía y el socialismo latinoamericano.

 

En Comunidad Bet El tuvimos el placer de conocer más acerca de este libro el domingo 16 de junio, gracias al ingeniero Mardoqueo Staropolsky, presidente del Centro de Estudios Judaicos y del Grupo Itzhak Rabin, quien en conjunto con el Comité de Educación de Bet El, organizaron esta presentación en memoria de la doctora Larissa Adler-Lomnitz Z”L, madre del autor, una de las más connotadas investigadoras dentro de la antropología contemporánea y las ciencias sociales de México y Latinoamérica.

“Este libro es una muestra de la colaboración de una comunidad científica, de amigos y alumnos de Claudio Lomnitz que lo apoyaron en su investigación con ciertas piezas del rompecabezas, cartas, fotos, informes policiacos, para reconstruir hechos de la vida de sus padres, abuelos y bisabuelos. Se trata también de una historia de afectos, de esas historias que no se cuentan en la familia para no hacer daño, como el asesinato del bisabuelo del autor”, explicó la doctora en filosofía Miriam Jerade, presentadora del libro.

“Claudio reconoce su historia familiar con este libro y rinde un homenaje a su abuelo materno Misha (Miguel) Adler, quien murió justo después de la fiesta de su Bar Mitzvá. Un abuelo que le enseñó muchas cosas que todo judío debe saber y otras tantas como filosofía, historía de América, geografía. Un señor que debió haber sido fascinante por lo que se relata en el libro y que sin duda lo marcó profundamente”, expresó el editor y ensayista Daniel Goldin, otro de los presentadores de Nuestra América. Utopía y persistencia de una familia judía en esta tarde.

Las leyes contra los judíos y los pogroms obligaron a Micha Adler y a Lisa Milstein, a cambiar el rumbo de sus vidas, a reinventar sus proyectos, a torcer el camino hacia culturas desconocidas. A través del abuelo Misha, seguimos los destinos del migrante que pudo ser un intelectual judío de izquierda en Europa y cuyo proyecto naufragó en los desplazamientos forzosos. Las historias de la familia del autor nos recuerdan otras historias de intelectuales en tiempos de oscuridad, que debieron buscar estrategias para continuar con sus planes mientras luchaban por sus vidas.

Para los judíos europeos, América fue un refugio de idealistas que huían de Europa; los abuelos de Claudio Lomnitz encontraron en Lima un espacio en el círculo del escritor y periodista José Carlos Mariátegui y lograron nutrir su pasión intelectual con su activa participación en la revista Repertorio Hebreo como editores, escritores y principales traductores del alemán y el ruso.

El autor expresa acerca de su obra Nuestra América. Utopía y persistencia de una familia judía “es este un libro sobre las condiciones de mi existencia. Es una historia que termina en mi temprana infancia. La escribo en primer lugar, para mis hijos Enrique y Elisa, y para mis nietos nonatos, y también para mi familia toda, por lo mucho que hay aquí que les concierne. Para los demás lectores, pienso que esta historia de las invenciones del exilio habla bien y claro del papel del extraño en la factura de lo propio. Aunque he dedicado mi vida profesional al estudio de las sociedades nacionales, yo mismo vengo de un linaje de migrantes. Para nosotros, el siglo XX abrió un ciclo vertiginoso de desplazamientos.

“La historia de mi familia atraviesa por muchos países, el Imperio ruso y el austrohúngaro, la URSS y Rumania, el Perú y Colombia, Alemania, Israel, los Estados Unidos, Chile y México. Es una historia que y ofrece un testimonio fugaz, transversal de las historias de esos lugares, y que revela las naciones como zonas de peligro, pero también como espacios de utopía”.

Al finalizar la conferencia, un público entusiasta planteó preguntas al autor y a los presentadores, algunas respuestas están plasmadas en las páginas de este fascinante libro.