A pesar de la prohibición bíblica, desde la antigüedad hasta nuestros días (como lo prueban la creencia generalizada en la astrología, la peregrinación a las tumbas de Shimón Bar Yojai, o del profeta Elías, el culto más reciente a Abuhatzeira “Baba Sali”, un rabino y cabalista sefardí marroquí conocido por su capacidad para hacer milagros a través de sus oraciones, (1889-1984) )  y el uso difundido de los amuletos), las artes mágicas había sido siempre parte integral de la vida religiosa y cultural de los judíos, explicó el doctor Adolfo Roitman en una reveladora conferencia en Bet El el pasado 26 de agosto.

 

Con una amplia y documentada presentación argumentó que hay una dimensión mágica en el judaísmo. De acuerdo con ésta, la magia en todas sus manifestaciones se oponía por naturaleza a los principios básicos de la religión israelita. Y en los casos que, a pesar de la prohibición, los israelitas incurrieron en la adivinación, la hechicería o los encantamientos (Miqueas 5:11; Ezequiel 13:17-23), esto fue explicado por algunos biblistas como un “resabio supersticioso”o un “desvío pecaminoso”, fruto de la influencia de los pueblos con los que los hebreos habían entrado en contacto, y no como una expresión auténtica de la piedad israelita, explicó el también historiador y antropólogo.

 

Roitman, autoridad mundial en judaísmo antiguo y curador de los Rollos del mar muerto, dijo que aunque el fenómeno se consideraba por muchos como ignorancia, o superstición, está demostrado que el componente de la magia en el judaísmo  tiene gran antigüedad. “La Biblia hebrea presupone que la magia existe y es efectiva, por lo que se prohibió su práctica ya que el pueblo tiene al D-os de Israel. La fe de Israel está centrada en el concepto de vida, pero eso no presupone que no exista el sheol ( el infierno en español)”, abundó.

 

Para fundamentar sus argumentos el también curador de los Rollos del mar Muerto dio varios ejemplos de textos de la Bilblia en los que se hace  referencia al uso de la magia e incluso mostró imágenes de amuletos, maldiciones grabadas en inscripciones y hasta mostró un breve video de un exorcismo judío que causó sorpresa entre los asistentes que agradecieron las revelaciones del especialista.