Los asistentes al concierto del Jazán Ramón Tasat en Comunidad Bet El, lleno en su totalidad, estarán de acuerdo en que el del domingo 26 de mayo fue un evento diferente, pues el cantor argentino, radicado en Estados Unidos, no solo logró llevarnos con su magnífica voz a un viaje musical por Serfarad, sino que durante casi dos horas ofreció un variado repertorio de música sefaradí tradicional y litúrgica, acompañado de una orquesta de violín, flauta, laúd, guitarra, percusión y piano, integrada por músicos de primer nivel.

 

Sentado con guitarra en mano, Ramón Tasat se apropió del escenario para abrir el concierto con “Hine Ma Tov” acompañado por el coro Kinor, para continuar con  “Deror Ykera”, “La Ner Belibesamim” y compartir de nuevo su canto con el coro Shiratí e interpretar “Pitju Lanu Shaare Tzedek”.

 

Como momento especial del concierto, el Jazán Tasat interpretó con Giselle Arditti la tradicional canción en ladino “Adio Kerida”, un tema de amor y con el Jazán Ari Litvak “Shek’shenavo”, ambas presentaciones provocaron las ovaciones del público que se familiarizaba cada vez más con la bella música sefaradita cargada de herencias de la Península Ibérica.

 

El también jazán de Shirat Ha Nefesh, una congregación judía emergente en el condado de Montgomery, Maryland y director musical de Kolot Ha Lev, un coro de la comunidad judía en el área de Washington, nos deleitó con “Kemo Balada-Zer Kotzim”, “Yo La Keria”, “Una Matica de Ruda”, “Veshamru”, “Yimlokh (junto con el coro Shiratí), Le’idun, laguidun, Purim italiano (con el coro Shiratí) e Yigdal.

 

Con gritos y aplausos de ¡otra!, ¡otra!, culminó el concierto para dejarnos con las ganas de seguir escuchando canciones en ladino, interpretadas por uno de los mayores exponentes de la música sefaradí en el mundo.

 

Comunidad Bet El agradece al Jazán Ramón Tasat su talentosa participación, así como a la generosidad de los donadores y sus familias, al Jazán Ari Litvak por la coordinación general del evento junto con el Rabino Leonel Levy, a los voluntarios y profesionales de los comités, a la Comunidad Sefaradí, ya gracias a su dedicación y apoyo hicieron posible este evento.

 

Como lo señala el Rabino Leonel Levy en el programa del concierto “el alma del pueblo judío se expresa con canciones y en la Comunidad Bet El disfrutamos de compartirlas juntos”.