Der Idisher Idol, el concurso de canciones en idish de Comunidad Bet El, llegó a su cuarta edición, para sorprendernos una vez más con participantes nacionales e internacionales que interpretaron canciones inéditas y conocidas en distintos géneros.

La final que tuvo lugar el domingo 17 de febrero en Parque Interlomas, nos brindó momentos de alegría, sorpresa y hasta de nostalgia al recordarnos que el idish es más que un idioma; es cultura, historia, tradición, formas de vida, literatura llena de modismos, chistes, ironía, palabras únicas; es música y sentimientos que traspasan las barreras del tiempo y el espacio.

 

Mucho de esto se vio reflejado en este certamen cuando Anne Yvker, el jazán Javier Smolarz, el dueto de Louisa y Robin Lyne, Gimena Cohen, Janie Respitz con su guitarra, Roberto Bikel, Mara de los Monteros, Lenka Lichtenberg, Tamar Tesone, Luis y Ruth Katz, se entregaron con talento y pasión para rendir un homenaje a este idioma que nos remite al pasado, pero que a su vez hoy nos hace sentir que sigue vivo y por eso tenemos la misión de conservarlo para transmitirlo a las presentes y futuras generaciones.

 

 

Der Idisher Idol, bajo la dirección de Silvia Bialik de Szclar (Chivis), presidenta del Comité de Actividades de Comunidad Bet El, con sus coordinadores voluntarios, Alberto Chacra, Yael Goldberg, Nejume Smolensky, Guillermo Treistman (productor técnico), Yonatan Mendelsberg (productor técnico), Alex Schabes (apoyo musical), Juventud Bet El (apoyo logístico) y la asesoría del jazán Ari Litvak, se encargaron de hacer una edición singular con un jurado de primer nivel, integrado por especialistas en música e idish como Yael Bitrán, Enrique Chmelnik, Rebeca Mareyna, Rebeca Swerdlin y Alex Toporek, quienes dieron parte de su evaluación en idish a cada uno de los concursantes, siempre destacando los aspectos positivos de cada interpretación.

 

 

Fue una tarde llena de emociones, ya que antes del concurso hubo en la plaza Parque Interlomas una serie de actividades relacionadas con el idish como clases de cocina, cuenta cuentos, mindfulness, yoga, juegos de palabras, maratón y Twister, manualidades para niños, venta de libros y artículos con frases en idish que las familias disfrutaron.

Por si fuera poco, Alex Toporek, abrió el concurso interpretando la canción “Si yo fuera rico” del “Violinista en el tejado” en idish y antes de la premiación “Los rumberos”, un dueto de rumba-pop, amenizaron  la espera con distintas piezas, entre estas “Tumbalalaika”.

El humor también estuvo presente con el maestro de ceremonias Guillermo Treistman, quien hasta dio clases de idish al público con su método “muy particular”, que provocó risas y aplausos.

Todos los concursantes tuvieron un gran desempeño, sin embargo, el jurado consideró a Anne Yvker como la mejor intérprete de la categoría de canciones inéditas “Alegrémonos”, a la canción “Lágrimas” de Louisa y Robin Lyne de Suecia como la de mejor letra inédita y en la categoría de interpretación de covers a Janie Respitz de Canadá como ganadora con el poema jasídico musicalizado “Kotsk” de Menahem Mendl.

Así concluyó una edición más de este único festival internacional de composición e interpretación de canciones en idish en el mundo, con el agradecimiento de Silvia Bialik de Szclar y del ingeniero Eli Arbitman, presidente de Comunidad Bet El, a los concursantes, organizadores, jueces, patrocinadores, voluntarios, directivos y profesionales de Bet El, y muy en especial a la guía del jazán Ari Litvak y a las personas que se dieron cita para disfrutar de esta tarde de idish y música.

Los esperamos en el próximo Idisher Idol porque “para participar, no es necesario que conozcan el idish… lo importante es que ¡conozcan su alma!”.